Las Maldades Humanas

0 117

Génesis 6.5 – 6

Lo que observamos a nuestro alrededor nos declara que el tiempo en que nos ha correspondido vivir es peligroso, todos de alguna manera nos hemos visto afectados por la violencia, la delincuencia, la maldad. Muchas de las noticias que se reciben a diario son malas, pues son de cosas que cada vez nos sorprenden más. Lo más trágico que le puede suceder a un ser humano, es que pierda su vida física aquí en la Tierra, porque sabe el ser humano y está consciente, que mientras tiene vida tiene oportunidad de corregir la mala relación que pueda existir entre él y Dios. Por otra parte, la peor noticia que pueda recibir el mundo, es que su tiempo se acabó, que el fin del mundo llega y que Dios no puede soportar más la maldad humana que se manifiesta en distintos escenarios; el mundo ya se acabó una vez y la causa fue la maldad humana.

I-      EL AUMENTO DE LA MALDAD HUMANA.

 A)Lo que sucede a nuestro alrededor. Mateo 24.6 – 12 

  1.  Se oye de guerras y de mucha violencia por todas partes.-
  2. Naciones enteras se turban las unas contra las otras.-
  3. Hay pestes, hambres, terremotos y muchas de estas cosas son provocadas por el mismo ser humano.-
  4. La gente aborrece a la misma gente y se pierde el amor al prójimo y a Dios.-
  5. Surge el engaño como fuente de todo error maligno y como ganancia deshonesta y la lengua ha encendido un mundo de maldad. Stgo. 3.6a
  6. Y por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriará.

 II-     EL DESEO DE DIOS POR LIBRARNOS DE LA MALDAD. 

    A) Apagando los dardos de fuego del maligno. Efesios 6.10 – 16 

  1. Fortalecidos en el Señor y en el poder de su fuerza.-
  2. Vestirse de la armadura de Dios, para poder resistir.-
  3. La resistencia en Dios es la mejor defensa contra la maldad.
  4. Permanecer firmes en la fe del Señor Jesucristo.-
  5. Vivir el evangelio de la paz en nuestras vidas.-
  6. Tomar la fe en Cristo como nuestra defensa para apagar cualquier ataque maligno.-

CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN

Sin duda alguna, todos necesitamos de Dios, cada día de nuestra vida y como seres humanos debemos reconocer que Dios es la única solución a todas las necesidades humanas y esto lo hace por medio de Jesucristo pues no solo nos perdona nuestros pecados sino que nos libra de toda maldad. 1 Juan 1.9

Escribanos sus comentarios

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios a llenar estan acompañados de (requerido)