Las Bendiciones Espirituales

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.  Efesios 1.3

INTRODUCCIÓN: Sin duda alguna, todas las bendiciones son importantes, porque de alguna manera cumplen el propósito de exaltar a Dios por sobre todas las cosas; porque ciertamente, la comida es importante, también la ropa, la vivienda, el trabajo, etc. Pero ninguna de tales bendiciones se compara con las bendiciones espirituales que Dios concede a aquellos que no se avergüenzan de llamarse hijos suyos. Porque a su tiempo cristo vino, para abrir las puertas del cielo, que habían estado cerradas para la humanidad; él nació, como un bebé pequeño nada más y participó de nuestra humanidad, para darnos la oportunidad de tener acceso con confianza al Padre celestial, ese es un don más que maravilloso, proporcionado por nuestro Señor Jesucristo para todo aquél que en él cree.

Uno de los dones espirituales que Dios nos da, es la sabiduría, para actuar con prudencia ante las diversas situaciones de la vida; en la Biblia leemos: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”. Santiago 1.5 La sabiduría en si misma, tiene un principio, el cual consiste en buscar a Dios primero y después las demás cosas, he aquí como lo ilustra la Biblia diciendo:

Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia. Job 28.28

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6.33

Se nos enseña que a la persona que busca las cosas espirituales, las cosas materiales le vendrán como complemento de lo que buscó primero y se nos dice que lo primero es el temor del Señor y el apartarse del camino malo, le hace un ser inteligente. Porque vendrán las bendiciones materiales que anhela, a partir de las bendiciones espirituales que recibe de parte de Dios.

DEUTERONOMIO 28.1 – 13

Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

 

  • Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.
  • Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.
  • Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.
  • Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.
  • Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti.
  • Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.
  • Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos.
  • Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán.
  • Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.
  • Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.
  • Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas

 

A continuación enumeramos otras bendiciones que recibimos de parte de Dios, por las cuales nos debemos mostrar agradecidos con él.

SALMOS  103.3 – 6

 

  • El es quien perdona todas tus iniquidades
  • El que sana todas tus dolencias
  • El que rescata del hoyo tu vida
  • El que te corona de favores y misericordias
  • El que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.
  • Jehová es el que hace justicia Y derecho a todos los que padecen violencia.

 

EFESIOS 2.1 – 9

 

  • Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.
  • Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)
  • y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
  • para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.
  • Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe.

 

CONCLUSIÓN

Dios nos ha amado con tal amor, que nos ha adoptado como hijos suyos, y nos amó él primero,  antes que nosotros le amásemos primero, y a todos los que le han recibido, les ha dado el derecho la potestad, de ser llamados: HIJOS DE DIOS, nacidos de una simiente espiritual, la cual no perece, pues la muerte es solo un pequeño paso hacia la eternidad. Dios quiere bendecirnos siempre, pero muchas veces el ser humano, no quiere recibir la bendición y lo que hace es apartarse de Dios; y llamar malo a lo que es bueno, y bueno a lo que es malo; he aquí algunas promesas fieles del Señor para nuestras vidas espirituales.

JUAN 3.16 – 19

  • Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
  • Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
  • El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
  • Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

 

Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

1 Juan 2.25

¿Cuántas de éstas bendiciones has recibido hasta este día? Debes saber que las bendiciones espirituales de parte de Dios son infinitas y si por alguna razón no las alcanzamos a contar todas, solamente cree, porque al que cree todo le es posible. Dios te ama y espera que vengas a él pronto… la oportunidad es hoy!

Si desea descargar el archivo en pdf  pulse sobre el siguiente enlace  Las Bendiciones Espirituales

Predicaciones

Ilustraciones 2022

Ilustraciones Bíblicas

Agradecimientos a www.editoriallapaz.org por habernos brindado material. Para verlo pulse el siguiente botón
Clic aquí

Alabanzas

Cuestionarios bíblicos

Les invitamos a participar de los cuestionarios bíblicos, basados en las Sagradas Escrituras, todos los textos han sido tomados de la Bíblia Reina Valera 1960 revisada.
Clic aquí
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.