Los siete sellos del Apocalipsis

0 203

Los siete sellos

TEXTO CLAVE:Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?Apocalipsis 5.1 – 2

 

CONCEPTO CLAVE: “Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos”Apocalipsis 5.5

OBJETIVOS EDUCATIVOS:Al finalizar la clase las hermanas y los hermanos podrán:

  1. Reconocer los símbolos que se presentan en Apocalipsis en lo tocante a las profecías y a los sellos.
  2. Describir y comprender que el apocalipsis explica muchos de los acontecimientos de la humanidad y el destino final.
  3. Identificar las profecías de los sellos y los intervinientes.
  4. Agradecer a Dios por darnos la oportunidad de conocer y comprender su mensaje.

 

INTRODUCCIÓN: “EN EL CIELO” “Vi en sutrono a uno sentado; su aspecto era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; él es el que vive por los siglos de los siglos. había alrededor del trono, un arcoíris semejante en aspecto a la esmeralda; del trono salían relámpagos y truenos y voces, delante del trono ardían siete lámparas de fuego, los cuales son los siete espíritus de Dios; el que ocupa el trono es quien tiene en la mano derecha un libro sellado con siete sellos; los veinticuatro ancianos le llaman “Señor· diciendo: Digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas y por tu voluntad existen y fueron creadas”

 

HECHOS QUE RESALTAN LA IMPORTANCIA DE ESTE ESTUDIO

El libro está escrito por dentro y por fuera; mirémoslo textualmente:

Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?  Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.   Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.  Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

APOCALIPSIS 5.1 – 5

Algunas preguntas que nos podemos hacer aquí son:

  1. ¿Quién sostiene el libro en su mano derecha? sin duda alguna es el Padre, Jehová Dios.
  2. ¿Cuántos son los sellos que tiene el libro? También sin duda son siete sellos.-
  3. ¿Quién puede abrir el libro y desatar sus siete sellos? Debía ser hallado “Digno” en grado sumo.

Se nos informa que ninguno fue hallado digno, de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Se nos muestra a Jesús como, como la raíz de David que ha vencido; como el león de la tribu de Judá, como el que ha sido hallado digno;  para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

“y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis_1.18) “y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación” (Apocalipsis 5.9)Él nos redimió con su sangre y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios su Padre.

 

LOS CUATRO SERES VIVIENTES Y LOS VEINTICUATRO ANCIANOS.

Cuando el cordero hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos, se identifican a si mismos y se postran delante del Cordero… y cantaban un cántico nuevo diciendo: “con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación, y nos has hecho reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra” Véase (Apocalipsis_5.8 – 10)

De aquí aprendemos que: A) Ellos son seres humanos, redimidos y ya glorificados! B) Los linajes, lenguas y  pueblos y naciones, a los que se alude en el texto; pertenecen a la Tierra; y no a regiones celestiales. C) Es la sangre de Cristo, la que redime a los pecadores; cuando éstos se arrepienten desde el corazón. Compárese (1ª Juan 1.7).  D) No son ángeles celestiales, tampoco alguna nueva creación de seres celestiales. E) Representan a los cristianos triunfantes sobre Satanás y la muerte.

Una pista clave para identificar a los veinticuatro ancianos; la encontramos en el siguiente mensaje:

Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas” Véase (Apocalipsis_4.4) vemos aquí que los ancianos estaban “VESTIDOS DE ROPAS BLANCAS” la “gran multitud de todas las naciones, y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en presencia del Cordero; también “están vestidos de ropas blancas” . ¿Quiénes son? Y ¿De dónde han venido? Éstos son los que han salido de la “gran tribulación” y han lavado sus ropas y las han emblanquecido, en la sangre del Cordero. Compárese (Apocalipsis_7:9 – 17 )

Aprendemos que: Tanto la  gran multitud, como los ejércitos celestiales y los veinticuatro ancianos, ¡Todos representan a cristianos redimidos y glorificados! Cuando hablamos de ejércitos celestiales, nos referimos a los mencionados en Apocalipsis 19.14 “vestidos de lino finísimo, blanco y limpio”el lino fino, limpio y resplandeciente son las acciones justas de los santos.

 

¿Qué significa la frase: REINAREMOS SOBRE LA TIERRA?

Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes, dicen esta frase: “Reinaremos sobre la tierra” ¿Dónde se encuentran ellos al pronunciar estas palabras?  Sin duda que en  el cielo pues lo podemos apreciar en la introducción que se hace del capítulo 4. “Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas”  (Apocalipsis_4.1) había allí veinticuatro ancianos, con veinticuatro coronas, sentados en veinticuatro tronos. ¿Dónde? En el cielo, y no en La Tierra. Recibiendo coronas y tronos, están preparados para reinar. ¿Cuándo los recibieron? Al resucitar de la primera resurrección, poco antes del inicio del Milenio, se trata de los mártires de Jesús; quienes reinan con Cristo durante “mil años”  ¿Desde dónde? ¡Desde el cielo! ¿Cómo? ¡Como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono” (Apocalipsis_3.21) Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel” Mateo 19.28

Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel”. Lucas 22.28 – 30

Una cosa importante, es que no toman de nuevo sus cuerpos de carne y sangre. Sus tronos, NO SON TRASLADADOS a La Tierra, para que reinen aquí físicamente.

 

LOS CUATRO SERES VIVIENTES

Ya que representan a seres humanos redimidos, sus rasgos extraños, han de ser interpretados simbólicamente.

A.    Llenos de ojos delante y detrás. Nos recuerda el evangelio de Cristo, cuando nos enseñó que la “Lámpara del cuerpo es el ojo” (Lucas_11.34 – 36) ¡muchos ojos! Implica mucha luz. Mucho entendimiento; conscientes de todo lo que pasa en derredor suyo.

B.   Tenían cada uno seis alas. “son iguales a los ángeles y son hijos de Dios” (Lucas_20.36)

Podemos apreciar algunas cualidades y elementos a considerar:  El valor del león, la humildad del becerro,  la inteligencia del hombre y la majestad del águila. Además “vivientes” puede entenderse como: “no pueden ya más morir” la segunda muerte no tiene potestad sobre ellos.

 

EL LIBRO ESCRITO POR DENTRO Y POR FUERA SELLADO CON SIETE SELLOS

El libro o rollo; un documento escrito en pergamino o papiro y luego enrollado. Un pergamino era hecho de pieles de animales, usualmente de ovejas, terneros o cabras. Un sello por su parte, era una sortija u objeto cilíndrico, que llevaba el nombre de su propietario; su uso data desde 3,000 años antes de Cristo.

Juan ve escenas como en vivo; fueron experiencias audio visuales; siendo el modo principal de comunicar las visiones y profecías; pues se le dijo: “Ven y mira”

 

EL PRIMER SELLO

Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer” (Apocalipsis_6.1 – 2)  si analizamos, apreciamos que: Blanco, es el gran trono de Dios (Apocalipsis_20.11), blancas las ropas dadas a los redimidos (Apocalipsis 7.13) Blancas las vestiduras dadas a los mártires de Jesús (Apocalipsis_6.11) Blanca la piedrecita con el nombre nuevo; el cual ninguno conoce sino aquél que la recibe (Ap_2.17) y blancos los caballos de los ejércitos celestiales (Ap_19.14)

Creemos que el jinete del caballo blanco es CRISTO. Le fue dada una corona, “La gracia se derramó en sus labios… el Padre lo amó para siempre…con gloria y majestad… cabalga sobre palabra de verdad, de humildad” (Salmos_45.2 – 4)además el blanco es el símbolo de: PUREZA, SANTIDAD, VERDAD Y VICTORIA. Tenía un arco con que hacer guerra; contra: engaños, supersticiones e ignorancia. Salió venciendo y para vencer al mundo. Compárese (Juan_16.33) Si en el mundo hay aflicción; Cristo, conquista las almas para su Reino, y vence a sus enemigos; triunfando sobre ellos en la cruz. Las saetas agudas que lanza Cristo con su arco, son las verdades del evangelio eterno. Y hay un último enemigo a vencer; el cual aparecerá más adelante en uno de los sellos; pero adelantándonos a ese acontecimiento diremos que:

Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte” 1ª Corintios 15.24 – 26

 

CONTEXTO Y PROPÓSITO DE LA PROFECÍA

En el siglo I, la iglesia tiene poca fuerza numérica y es perseguida por judíos y romanos; pero seguirá en La Tierra, luchando y conquistando almas para el reino de Dios; hasta la segunda venida de Cristo. El caballo por su parte representa o simboliza: Militancia, fuerza, resistencia, rapidez, belleza, nobleza.

 

EL SEGUNDO SELLO

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada” (Apocalipsis_6.3 – 4)

La expresión “bermejo” significa “rubio o rojo”. El “caballo bermejo” es símbolo de la guerra carnal, ¿Qué podemos decir de su jinete? Bueno diremos que es probablemente sea un miembro del “ejército de ángeles destructores” que fueron enviados desde la presencia misma del creador. Véase (Salmos_78.49) a éste ángel le fue dada “una gran espada” que es el símbolo universal de la guerra; ¿anhela él una paz verdadera? La cual solo Cristo puede garantizar; porque él método de la espada o guerra, destruye al prójimo para conseguir sus propósitos; lo cual podemos contrastar con lo que Cristo enseña diciendo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan_14.27) A él le fue dado el poder de quitar de La Tierra la paz, y que los seres humanos se matasen unos a otros.

 

CONTEXTO DE LA PROFECÍA

El segundo sello revelado, durante la “pax romana” la cual terminó en el 227 D.C Centenares de millones mueren a causa de las guerras. El mensaje para el mundo: es que “ninguna paz” entre las naciones permanece por mucho tiempo! Las guerras continuarán y arreciarán y continuarán; hasta el 95 D.C, ninguna iglesia o movimiento religioso es capaz de establecer una teocracia de paz universal en la tierra.

 

EL TERCER SELLO

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino” (Apocalipsis_6.5 – 6)

El “caballo negro” es símbolo de hambre y muerte. De aquí podemos aprender que:

  1. El evangelio no resultará en una UTOPÍA terrenal; es decir, una felicidad ideal donde los humanos vivieran en armonía, sin ningún tipo de conflictos.
  2. La maldición seguirá hasta el fin de los tiempos.
  3. La iglesia no está exenta de la tribulación.

El caballo de la escasez, de la penuria, desnutrición y hambruna mortíferas. “antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias” (2ª Corintios_6.4) Compárese 2ª Corintios 11.23 – 30 Podemos decir además aquí que un denario era el salario diario de un jornalero; trabajar por comida, la calamidad llama a las puertas de la humanidad. Algunos albergan la falsa esperanza; que el milenio les traerá paz perfecta, y abundancia en esta tierra; más esto es al contrario; pues conforme se acerque el fin de los tiempos, nos daremos cuenta que los desastres seguirán hasta el fin.

UN POCO DE HISTORIA (contexto posterior)

En Italia para los años 450 – 451 d.C hubo una hambruna tan terrible, que los padres vendían a sus hijos para poder comprar alimento! En Irlanda por otra parte para los años 1841 – 1851. Un millón y medio de personas mueren de hambre. Para los años 2004, un billón de los habitantes del planeta sufre desnutrición o hambruna.

 

CUARTO SELLO

Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra” (Apocalipsis_6.7 – 8)

La muerte se hace presente, el amarillo se aplica al color de la sangre de las personas enfermas; la muerte llega a la humanidad; su propósito y ambición es matar: con hambre, con espada (guerras), con fieras de la tierra, con plagas y enfermedades contagiosas, causando gran número de muertos, por epidemias o batallas. Matar… matar con mortandad (genocidios) bombas de veneno químico. El Hades, le sigue, a la muerte, recogiendo a las almas de los segados. Y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra. La muerte es el agente asociado al enemigo. “… no viene sino para hurtar y matar y destruir… “ (Juan 10.10) “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre (Hebreos_2.14 – 15)

Por esta razón, el apóstol Pablo y Cristo nos recuerdan que el último enemigo a destruir es la muerte y que es el Cristo resucitado, quien tiene el control de todas las cosas.

Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” (1ª_Corintios_15.27, 53 – 55)

“…Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis_1.17 – 18) Después de todo esto, será el fin.

 

EL QUINTO SELLO

Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?  Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos” (Apocalipsis_6.9 – 11)

Las almas de los mártires de Jesús; es de hacer notar que Juan vio las ALMAS… No los cuerpos físicos de los que habían sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.

Aquí no se trata de morir de causas naturales provocadas por una enfermedad degenerativa, sino de sufrir una muerte violenta. Podemos mencionar: crucifixiones, decapitaciones, quemados vivos, ahogados, muertos a espada (traspasados) por animales salvajes, por gladiadores…” La profecía señala que el fin no viene aún hasta que se cumpla y se complete el número de consiervos … deben esperar un “POCO DE TIEMPO” antes del fin de todas las cosas.

 

SEXTO SELLO

Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis_6.12 – 17) Véase además todo el capítulo 7 (Ap_7.1 – 17)

Aparecen aquí la visión de cuatro ángeles, que detienen las fuerzas destructivas, “Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar” compárese Apocalipsis_16.18 – 19)

 

Se les había dado poder de hacer daño a la tierra y al mar, es necesario hacer notar aquí que generalmente la palabra tierra se aplica en primer plano al planeta como tal; pero también se refiere a lo que le da vida a la naturaleza. Y hay tiempos determinados sobre la tierra y sus habitantes. Tiempo de sellar a los siervos de nuestros Dios, tiempo de soltar los cuatro vientos de destrucción.

Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1ª Tesalonicenses 5.3)

El poder del viento se ha manifestado en la historia del pueblo de Dios, cuando dividió las aguas del Mar Rojo, cuando Israel lo cruza de noche… pues a la vigilia de la mañana Jehová miró el campamento de los egipcios, trastornándolo. (Éxodo 14.24) y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. (Ex. 14.27)

Los 144 mil sellados

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel” (Apocalipsis_7.4)

Sellados en la tierra, y no en el cielo. Sellados durante el poco de tiempo, que precede a la segunda venida; tenían el nombre del Cordero y el de su Padre, escrito en la frente. Véase (Apocalipsis_14.1) ¿Cómo son sellados? ¡De la misma manera que los demás redimidos son sellados! “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Efesios_1.13) el 144 mil es un número simbólico, al igual que su descomposición. Existen otros sellados, que no corresponden a la fe de Jesús, éstos son los que han sido marcados por la muerte. “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente” (Apocalipsis_13.8,16)

Mas para los redimidos hay esperanza, la esperanza de la vida de Dios, fluyendo en ellos; “El que cree en mí, como dice la Escritura; de su interior correrán ríos de agua viva” (Juan 7.37) “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención” (Efesios_4.30) surge aquí algo que debemos considerar, y es que tanto la marca de la bestia, como el sello de Dios; son puestos sobre los seres humanos; en su frente (MENTE) o en su mano derecha (ACCIONES). Considérese (Marcos_9.43 – 48) la persona decide: La MARCA de la bestia o el SELLO de Dios.

Los 144,000 ¿Quiénes son? De todas las tribus de Israel, creemos que se trata de judíos vivos, durante el POCO DE TIEMPO, que reciben a Cristo, como el Mesías. Después de entrar “la plenitud de los gentiles, Israel será Salvo” véase (Romanos_11.25 – 27) Pero toda la iglesia es la nueva creación, el “Israel de Dios” Véase (Gálatas 6.15 – 16)

 

Visión de los 144,000 en el cielo. (Apocalipsis_14.1 – 7)

“Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes; éstos siguen al Cordero, dondequiera que va… son sin mancha delante del trono de Dios” cantan un cántico nuevo delante del trono de Dios y de los cuatro seres vivientes y de los ancianos, su voz del cielo es como estruendo de muchas aguas; y como sonido de gran trueno… como de arpistas que tocaban sus arpas. Nadie podía aprender el cántico, sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra” ESTOS FUERON REDIMIDOS DE ENTRE LOS HOMBRES COMO PRIMICIAS PARA DIOS Y EL CORDERO.

 

SEPTIMO SELLO

Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora” (Apocalipsis_8.1 – 5)

Este último sello solo tiene un silencio total; incluso los seres vivientes y todos los que alaban a Dios, solo guardan silencio contemplando la majestuosidad del creador. Los eventos posteriores a estos, no corresponden a las profecías de los sellos. Es decir los ángeles con las trompetas; corresponden a otra situación que hay que analizar por separado. “El Señor está en su santo templo, calle delante de él toda la tierra”

RESUMEN: La humanidad está viviendo sus últimos momentos, la vanidad de la vida nos enLos-siete-sellos-del-apocalipsisseña que ningún placer es capaz de saciar a la humanidad.

 

Para obtener el tema como documento pdf pulse sobre el siguiente enlace Los siete sellos del Apocalipsis

Puede descargar la presentación en PowerPoint  de este tema  Los-siete-sellos-del-apocalipsis

 

Escribanos sus comentarios

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios a llenar estan acompañados de (requerido)