Fuimos predestinados por Dios

(Efesios 1:11)

En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.

Propósito: Discernir como Dios nos concibió en el plan de salvación y nos hizo herederos de la promesa eterna.

INTRODUCCIÓN: Desde siempre Dios ha prometido y ha procurado una herencia para sus hijos. De esta manera Dios nos muestra la herencia que siempre tuvimos en Cristo; pues el propósito de Dios es que el hombre herede la vida eterna, según el designio de su voluntad. (1ª Juan 2:25) pues Dios quiere siempre que el cristiano fiel confirme y afirme su fe en los caminos de Dios.

Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

DIOS CREÓ AL SER HUMANO PARA SALVACIÓN

En Dios tuvimos, y tenemos una herencia; pues cuando Dios creó al ser humano a imagen de Dios (Dios es Espíritu) nos creó para vivir para siempre y nos heredó todas las cosas diciendo que señoreásemos en toda la creación. (Génesis 1:27 – 28) compárese (Romanos 8:17) pues nos hizo hijos suyos. (1ª Timoteo 2:3 – 4)

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

DIOS NOS DIO LIBERTAD DE ESCOGER NUESTRA CONDICIÓN Y NUESTRO DESTINO

El propósito eterno que hubo en Dios fue que el hombre fuese libre para escoger como salvarse y no vivir esclavizado al pecado. (Deuteronomio 30:14 – 15, 19 – 20) Aún en el ministerio de Cristo situaciones similares se presentaron y de igual manera, Cristo nos dice que es decisión nuestra ponernos de parte de Dios o rechazarlo. (Juan 8:31 – 34) y Dios quiso dar a conocer todo esto por medio de la iglesia. (Efesios 3:10 – 12) Aunque la salvación fue y es para todos, porque fuimos predestinados para ella; pero no todos quisieron recibirla. (Romanos 10:16 – 18) (Juan 1:12)

Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal. A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él.

Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Pero digo: ¿No han oído? Antes bien, Por toda la tierra ha salido la voz de ellos, Y hasta los fines de la tierra sus palabras.

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

DIOS ESCOGIÓ A AQUELLOS CUYO CORAZÓN SE DECIDIÓ POR ÉL

La Biblia nos dice que Dios ha establecido un día, en el cual juzgará al mundo con justicia; pero salvará a los que en él esperan. (Juan 15:16) (Malaquías 3:16, 18)

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

CONCLUSIÓN: Dios predestinó a la raza humana para ser salva y heredera de las promesas. Dios quiso bendecir a la humanidad por medio de todas las cosas hechas. (Romanos 1:19 – 20) El designio de Dios es la voluntad de Dios para nosotros. ¡Sálvese!

porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

¡Dios te bendiga!

Predicaciones

Ilustraciones 2022

Ilustraciones Bíblicas

Agradecimientos a www.editoriallapaz.org por habernos brindado material. Para verlo pulse el siguiente botón
Clic aquí

Alabanzas

Cuestionarios bíblicos

Les invitamos a participar de los cuestionarios bíblicos, basados en las Sagradas Escrituras, todos los textos han sido tomados de la Bíblia Reina Valera 1960 revisada.
Clic aquí
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.