Naturaleza y misión de la iglesia

0 10

La palabra “iglesia” proviene del griego “ekklesía” que literalmente significa “congregación”. De aquí se deducen dos principios importantes. Primero: La iglesia no es un edificio, sino las personas redimidas por Cristo. Segundo: El individuo no constituye una iglesia por sí solo. La iglesia de Cristo es el conjunto de creyentes en Cristo; y estos principios deben estar en nuestra mente cada vez que hablamos de la naturaleza y misión de la iglesia cristiana en La Tierra.

Naturaleza y misión son dos conceptos íntimamente relacionados. El primero se refiere a la esencia y el otro se refiere a la función. Cuando hablamos de la naturaleza de la iglesia, nos referimos a lo que ella en sí misma es. Cuando hablamos de su misión, nos referimos a su razón de ser en el mundo. La esencia determina la función, mientras la función evidencia la esencia. En efecto, naturaleza y misión no son lo mismo; pero el entendimiento de uno, determina automáticamente la comprensión del otro.

El estudio de la naturaleza y misión de la iglesia de Cristo en La Tierra, es muy importante sobre todo en nuestro tiempo, ya que actualmente, cada persona tiene un concepto distinto de lo que es una iglesia, y por lo tanto tendrá una idea distinta de lo que debe hacer.  Para algunos la iglesia es un edificio, para otros una jerarquía a la que hay que obedecer pues tiene una cabeza humana en la tierra, para otros la iglesia es un grupo de autoayuda, un club social,  etc. Obviamente,  todas estas ideas distintas de la iglesia, hacen que las personas tengan diferentes expectativas de lo que la iglesia debe hacer y por eso tenemos hoy día, iglesias que parecen hospitales o centros de ayuda psicológica, bancos, oficinas de trabajo,  talleres… en lugar de ser la esposa de Cristo, descrita en el Nuevo Testamento.

La proyección es la forma en que  la iglesia cumple con su misión. La naturaleza y misión de la iglesia son inmutables. Sin embargo, la forma en la que ella cumple con su misión cambia, dependiendo del contexto sociocultural en que se encuentre. Esto no quiere decir que los métodos utilizados por la iglesia no sean importantes. Al contrario,  ellos deben concordar con la naturaleza y misión de la iglesia. Sin embargo estos pueden variar, siempre y cuando no comprometan la razón de ser de la iglesia.

El Nuevo Testamento de La Biblia, no presenta un tratado sistemático, sobre la naturaleza y misión de la iglesia. Por el contrario, la iglesia es descrita por medio de varias metáforas: Es comparada a un edificio, a un cuerpo, a una novia, a un redil, a una viña, a una vid, a un olivo, a una labranza, a Jesús mismo, etc. El  analizar dichas metáforas  es la mejor forma de comprender la naturaleza y misión de la iglesia en La Tierra.

Escribanos sus comentarios

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios a llenar estan acompañados de (requerido)